¿Lifting de pestañas o extensiones?

Es indiscutible que unas pestañas bonitas, largas y tupidas le dan belleza, fuerza y expresividad a tu mirada. Pero la realidad es que no todos somos tan afortunados de haber nacido con pestañones. La buena noticia es que existen tratamientos que permiten darle un plus a tu mirada.

En la entrada de esta semana, te hablamos de dos de los tratamientos estrella para lucir unas pestañas espectaculares, y te contamos cuáles son sus principales diferencias, sus pros y sus contras: lifting de pestañas o extensiones de pestañas.

(Hace algunas semanas te hablamos de las pestañas y de sus peculiaridades, junto a algunos consejos para su belleza y cuidado. Puedes leer el post completo aquí).

Lifting de pestañas

¿Qué es y para qué sirve?

Es un tratamiento que levanta y curva las pestañas desde la raíz, haciéndolas más visibles y, por tanto, que parezcan más largas. Adicionalmente, el tinte de pestañas que se aplica en la parte final del proceso les aporta intensidad y negrura, lo que contribuye aún más a esa sensación de pestañas infinitas. La diferencia con la permanente de pestañas es que la permanente riza y crea una curva más marcada.

¿Cómo se hace?

Se realiza en varios pasos. A lo largo del proceso, que dura aproximadamente 1 hora, se emplean unos geles especiales que permiten abrir el poro del pelo, adaptarlo a unos moldes de silicona con un tamaño adecuado a tu cuenca del ojo y fijarlo para que adquiera la forma deseada. Durante todo el proceso deberás mantener los ojos cerrados. Para finalizar, se aplica un sérum de hidratación, un tinte de pestañas y…voilà!

¿Cuánto duran sus efectos?

De 4 a 6 semanas, dependiendo de la dureza del pelo.

¿Cada cuánto puedo repetirlo?

Depende de cada persona, de la duración de los efectos y del ciclo de crecimiento en el que se encuentre el pelo, pero recomendamos espaciar cada lifting de pestañas un mínimo de 30 días. En cuanto al tinte de pestañas, puedes renovarlo cada 15 días.

¿Cuáles son las recomendaciones post-tratamiento?

  • No mojes las pestañas ni las maquilles al menos 24h después de la técnica.
  • Puedes peinarlas con un goupillon para mantenerlas en su sitio.

¿Para quién es?

  • Para pestañas de longitud media o larga. Técnicamente, unas pestañas cortitas también pueden hacerse un lifting, pero el efecto será menos espectacular y no lucirá tanto.
  • Para personas que no quieren tener que realizar ningún mantenimiento y que buscan un efecto natural, sutil y compatible con máscara de pestañas.

PVP:

Depende de cada salón, pero el precio medio oscila entre los 50€ y los 70€.

Pros:

Una de las claves para elegir entre lifting de pestañas o extensiones es que el lifting es un tratamiento con resultados muy naturales que no requiere de ningún mantenimiento. 

Contras:

Luce especialmente bonito en pestañas medias y largas. Las pestañas cortitas o muy duras no tendrán ese efecto tan espectacular.

Extensiones de pestañas

¿Qué es y para qué sirve?

Las extensiones de pestañas son fibras de pelo, generalmente sintético, que se presentan en pequeños ramilletes individuales que se pegan de forma manual a tus pestañas naturales. Hay distintos volúmenes (1D, 2D, etc), longitudes y efectos en función del resultado que se desee conseguir.

Las extensiones de pestañas se utilizan para mejorar la longitud, densidad, curvatura o grosor de las pestañas y realzar notablemente la mirada.

¿Cómo se hace?

El procedimiento dura unos 90 minutos, durante los cuales mantendrás los ojos cerrados. Cada extensión se pega, pestaña a pestaña, al nacimiento de la pestaña natural, con ayuda de unas pinzas y pegamento especiales.

¿Cuánto duran sus efectos?

Aproximadamente 4 semanas, aunque a partir de la 2ª o 3ª semana notarás que has perdido bastantes, que algunas zonas se ven más despobladas que otras o que alguna extensión ha perdido la forma.

¿Cada cuánto puedo repetirlo?

Puedes hacer retoques cada 2 semanas si quieres mantener un resultado bonito y equilibrado.

¿Cuáles son las recomendaciones post-tratamiento?

  • No mojes las pestañas al menos 24h después de la técnica.
  • Pasado este periodo, debes lavarlas mañana y noche para mantenerlas limpias y evitar posibles infecciones.
  • Mientras lleves extensiones, evita aplicar encima cosméticos con base aceitosa: despegan el pegamento y propician la caída de la extensión.
  • Se recomienda no usar máscara de pestañas mientras lleves extensiones.
  • Péinalas todos los días con un goupillon para que no se enganchen unas con otras y estén su sitio.

¿Para quién es?

  • Para aquellos que desean aumentar notablemente el grosor o longitud de sus pestañas.
  • Para los que estén dispuestos a llevar un cuidado diario y un mantenimiento frecuente -cada 2 semanas en caso de querer llevarlas de manera continuada-.
  • Si quieres prescindir de la máscara de pestañas.

PVP:

El precio medio de una puesta completa suele arrancar en 70€ para el volumen más sutil (1D), y es más elevado según aumentas el volumen escogido. El precio y las condiciones del mantenimiento varía en función de cada salón.

Pros:

  • Válido para cualquier longitud de pestaña, consigue mejorar la longitud y densidad de manera muy notable.
  • Puedes escoger entre distintos volúmenes, longitudes y efectos, y personalizar el resultado al 100%.

Contras:

  • Requieren de cuidados y retoques frecuentes si quieres que el resultado se mantenga en el tiempo, luzca profesional y equilibrado.
  • No es un tratamiento económico. Si quieres mantenerlas, deberás destinar un presupuesto mensual para ello.

 

Esperamos haberte despejado todas las dudas con esta comparación entre lifting de pestañas o extensiones y que puedas escoger el tratamiento que mejor se adapta a tus necesidades.

¡Hasta pronto!

 

 

 

 

Publicar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *