Tratamientos faciales para después del verano

Si tus vacaciones estivales han terminado, es un momento perfecto para secarte las lágrimas, afrontar la realidad y…poner a punto tu piel y tu rostro.

En la entrada de esta semana te hablamos de cuáles son los mejores tratamientos faciales para después del verano.

Piel del rostro

Partimos de la base de que una rutina de higiene y limpieza adecuada ha de ser una constante a lo largo del año (puedes leer el post que publicamos en colaboración con la Dra. Alba Sánchez Velázquez en el que hablábamos de cómo debe ser una rutina de limpieza e higiene básica haciendo clic aquí) pero tras el verano, donde suelen producirse cambios de hábitos y de alimentación, y tras la exposición solar, el cloro, la sal, la humedad y las altas temperaturas, la piel se resiente y es necesaria una dosis extra de cuidados.

Empezamos por la rutina en casa:

  • Es el momento de volver a los AHA (Alfa Hidroxiácidos) y retinoides en caso de que hayas pausado su uso durante tus vacaciones. Por supuesto, si tienes la piel quemada o medianamente irritada por el sol, es necesario que esperes a que se reequilibre antes de volver a aplicar cualquiera de estos ingredientes.
  • HIDRATA: hasta las pieles más grasas notarán un aumento de la sequedad tras el verano y la exposición solar. Hidrata tu rostro escogiendo un producto adecuado al estado de tu piel. Si tienes la piel especialmente seca, puedes incorporar una mascarilla hidratante una o dos veces por semana a tu rutina facial (también te servirá de excusa para arañar un ratito de relax 😉
  • Tu piel agradecerá que le eches una mano en la lucha contra los radicales libres incluyendo en tu rutina ingredientes antioxidantes como la Vitamina C o el ácido ferúlico.
  • También puedes incorporar activos despigmentantes que te ayudarán a combatir aquellas manchas que hayan podido acentuarse tras la exposición solar. Si no has usado nunca un despigmentante y observas que han aparecido manchas que antes no estaban ahí, te recomendamos que hagas una revisión previa con tu dermatólogo para que pueda pautarte un tratamiento a medida.
  • Y por último aunque no menos importante: no te olvides de aplicar -y reaplicar- a diario tu Factor de Protección Solar (FPS). Ningún tratamiento ni activo tiene sentido si no aplicamos protección solar.

Ponerte en manos profesionales puede suponer un boost para tu cuidado facial, así que puedes complementar tu rutina domiciliaria con el cuidado en cabina:

  • Una limpieza en profundidad con aparatología precisa y activos potentes es un tratamiento perfecto para preparar y poner a punto la piel tras el verano.
  • Si además quieres mejorar la luminosidad, reafirmar, combatir arrugas y/o unificar tono y textura, existen tratamientos en cabina que pueden ayudarte con todos estos objetivos.
  • Pero no todo vale para todo el mundo. Por ello, es fundamental realizar un buen diagnóstico previo para conocer cuál es el estado y las necesidades de la piel y personalizar al 100% el tratamiento.

Cejas, ojos y pestañas

Si has estado fuera unas cuantas semanas es más que posible que tus cejas necesiten unos mimos…

Nuestra recomendación entre los tratamientos faciales para después del verano:

  • Un buen diseño de cejas para ponerlas a punto. Tampoco te olvides de la hidratación, la piel que está debajo también se reseca y puede llegar a descamarse.
  • Si quieres algo más permanente y no tienes previsto volver a exponerte activamente al sol al menos durante 30 días, es un buen momento para realizarte una primera sesión de Microblading o de Micropigmentación -cejas, ojos-.

Si hablamos de pestañas, un sérum específico será un gran aliado para combatir la deshidratación producida por el cloro o el agua del mar. Si escoges uno que tenga análogos a las prostaglandinas, ten en cuenta que a algunas personas les produce efectos secundarios, como la tinción de la piel del párpado.

No te olvides de una de las zonas que mayor impacto tienen en el aspecto global del rostro y escoge un buen contorno de ojos. Activos como la vitamina K, la cafeína o el ácido tranexámico pueden ayudarte a mejorar la apariencia y coloración de las ojeras, además de echarte un capote con las bolsas. Busca también ingredientes como la manteca de karité para darle un chute de hidratación a la zona.

Labios

Aunque en verano no está desaconsejado el relleno con Ácido Hialurónico (AH), quizá hayas preferido esperar a volver de vacaciones para mejorar la apariencia de tus labios con este tratamiento que ya es absoluta tendencia.

También puedes animarte con una Micropigmentación de labios -al igual que cuando nos referíamos a las cejas, si no tienes previsto exponerte activamente al sol al menos durante los 30 días posteriores a la sesión-.

Si vas a por todas y quieres empezar con los dos tratamientos para después del verano, comienza primero con el relleno y una vez que se haya asentado el resultado, puedes pasar a la Micropigmentación.

(En este post te contamos cuáles son los mejores tratamientos para conseguir unos labios perfectos).

 

Estos son nuestros tratamientos faciales preferidos para después del verano. Si tienes cualquier duda adicional, estaremos encantados de ayudarte a través de nuestros canales de contacto.

¡Hasta la próxima!

Publicar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *