Claves_microblading

Cuáles son las claves del Microblading

En el post de esta semana queremos hablarte de cuáles son las claves para que un tratamiento de Microblading obtenga unos resultados satisfactorios y en qué aspectos debes fijarte si estás en búsqueda de un profesional de Microblading en Madrid.

La búsqueda de la naturalidad como punto de partida

Las dos claves principales del Microblading, desde nuestro punto de vista, son la búsqueda de la naturalidad desde el principio y un diseño que persiga esta filosofía. El diseño debe ser fiel a la línea natural de las cejas para conseguir un resultado acorde a la fisonomía del cliente. En otras palabras: el profesional de Microblading tiene que ser capaz de averiguar dónde estaba el pelo antes de desaparecer y trabajar siguiendo este esquema.

Si no se pierde nunca de vista este principio, será difícil equivocarse, ya que el/la que se mire al espejo observará una imagen mejorada de sí mismx. En muchas ocasiones no se tratará de conseguir unas cejas “de reportaje de moda”, sino unas cejas que te hagan sentir como si hubieses echado 20 años atrás el reloj.

Sin dejar de perder tu esencia

Después de todos estos años de experiencia trabajando Microblading, hemos podido comprobar que la mayor parte de nuestros clientes vienen a nuestro salón buscando un resultado natural, discreto, que pase lo más desapercibido posible. Que les haga mejorar, por supuesto, pero sin dejar de perder su esencia.

Les asusta pensar que, tras el tratamiento, sus cejas van a cambiar por completo, van a parecen las de otra persona y se van a sentir extrañxs delante del espejo. Y es un miedo muy sensato, puesto que las cejas son potentísimas configuradoras del rostro humano, cualquier cambio, por pequeño que sea, se traduce en un cambio en el conjunto facial: son capaces de avejentar o rejuvenecer, de alegrar o entristecer una mirada, de darle un aspecto saludable o enfermo al rostro.

También nos encontramos a diario a personas que se han realizado un tratamiento de Microblading en otros salones con resultados catastróficos y nada cercanos a lo que les habían prometido en un primer momento. La mayor parte confiesan que recibieron poca información o que se dejaron convencer por una oferta de precio muy apetecible. Esta es otra de las claves para el éxito de un tratamiento de Microblading: que sepas por lo que estás pagando. 

Por eso, es fundamental que tengas muy claro cuáles son los requisitos que debes pedir cuando te encuentres en búsqueda de un profesional de Microblading.

 

En qué debes fijarte cuando estás buscando un tratamiento de Microblading

Antes de iniciar un tratamiento de Microblading es importante que te pongas en manos de un profesional. Ha de ser alguien que te inspire confianza, del que hayas visto ejemplos de sus trabajos y que estén en línea con los resultados que tú esperas conseguir.

Puedes revisar su página web o sus redes sociales: es habitual que los que nos dedicamos a este tipo de técnicas colguemos imágenes de nuestros trabajos -los famosos “antes” y “después”- realizados en clientes reales. Estos ejemplos ayudan a otras personas a conocernos mejor y son nuestra mejor carta de presentación. Si además sabes de alguien cercano que ya se haya puesto en sus manos y que esté satisfecho con el resultado, mejor que mejor.

Un buen profesional concertará una cita para conocerte, valorar tus necesidades y hacerte una propuesta personalizada. En esa cita, te contará con detalle cuál es su protocolo de trabajo, los pros y los contras del tratamiento y qué expectativas reales puedes esperar.

Te entregará un consentimiento en el que se especifiquen todos los aspectos relacionados con el procedimiento. Por ley, deberás firmar este consentimiento antes de iniciar el tratamiento, mostrando tu conformidad con todo lo expuesto en él. También te dará un presupuesto cerrado y, por supuesto, te hará una prueba de alergia previa.

Debes salir de allí con todo claro, hacer todas las preguntas que necesites y que te sean contestadas con claridad. No debes dar nada por supuesto. Esta es otra de las claves del Microblading: cada persona es única y el tratamiento ha de personalizarse al 100%, empezando desde la cita de valoración. 

Qué esperar de un tratamiento de Microblading

El Microblading entra dentro del ámbito del maquillaje semi-permanente. Esto quiere decir que, a diferencia de los tatuajes, requiere de repasos a lo largo del tiempo para que sus efectos permanezcan.

Esta característica, aunque a priori pueda parecer un fastidio, es algo positivo, ya que te permitirá adaptar el diseño de tus cejas al paso del tiempo o a tus gustos personales.

El Microblading no es una técnica infalible: por supuesto que la elección del profesional, por todo lo que hemos comentado en el apartado anterior, determinará en buena parte el resultado conseguido, pero no es el único factor influyente. Tu tipo de piel, tu situación hormonal o tus hábitos de vida tendrán mucho que ver con la fijación del pigmento en la piel.

Algunos de estos factores no son ni controlables ni predecibles, y en muchas ocasiones solo pueden advertirse una vez que ya has iniciado el tratamiento. Por eso es imprescindible, una vez más, que escojas a un buen profesional, que sabrá asesorarte en los próximos pasos a seguir si la fijación tras el retoque de los 30 días no es la esperada.

También es importante ser consciente de que tu fisonomía (tus rasgos, volúmenes faciales, etcétera) van a determinar el diseño adecuado para tus cejas -la línea natural de la que hablábamos en el primer apartado- y que un buen profesional jamás debería hacerte nada que no sea acorde a estos factores, aunque tú se lo pidas.

Entonces, ¿es el Microblading un buen tratamiento para mí?

Esta es una de las preguntas que debes plantearle a tu profesional de confianza.

Tras escuchar cuáles son los resultados que esperas conseguir del tratamiento y valorar tus necesidades, un buen profesional sabrá asesorarte acerca de cuál es la técnica más adecuada para ti.

Si tras la visita de valoración sientes que no estás del todo satisfechx con la información recibida o que no es lo que estabas buscando, es preferible que amplíes tu lista de cadindatxs y contactes a otrxs profesionales.

Son tus cejas, es tu cara y tiene que ser una decisión de la que estés 100% segurx.

Esperamos que este post te haya resultado de utilidad.

Y por supuesto, si podemos ayudarte a aclarar alguna de tus dudas, puedes contactarnos aquí.

¡Hasta la próxima!

Publicar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *