cuidado facial

Fotorejuvenecimiento IPL

La tecnología de PROTHEUS RFPL (Luz Pulsada de Frecuencia Regulable) aplica el poder de la luz con 4 modalidades de trabajo para una amplia variedad de soluciones estéticas, como la Depilación, Fotorejuvenecimiento y Luminosidad.

Sistema SSR: rejuvenecimiento y fotorejuvenecimiento en pulso y en ráfaga. El nuevo PROTHEUS RFPL incorpora un programa que permite trabajar a una alta velocidad, de forma muy similar a la radiofrecuencia pero maximizando los beneficios, debido al doble aporte de energía: térmica y lumínica.

Trabaja desde el exterior de la piel llegando a zonas profundas con un control total de la entrega de energía. Supone una importante mejora de los tratamientos de rejuvenecimiento, reafirmación, eliminación de imperfecciones superficiales y bio-estimulación de la piel hasta ahora conocidos.

TRATAMIENTO
Fotorejuvenecimiento facial IPL

El fotorejuvenecimiento con luz pulsada intensa (IPL) es un tratamiento específico para el rejuvenecimiento cutáneo. La energía de la luz permite alcanzar las capas más profundas.

Es muy eficaz para eliminar manchas solares o tratar lesiones vasculares (telangiectasias o capilares rotos).

Piel más uniforme, lisa, luminosa y clara: unifica el tono de la piel, elimina rojeces, manchas e híperpigmentaciones. Estimula la síntesis de colágeno y favorece la regeneración de la piel.

TRATAMIENTO RENOVADOR
Carbón activo IPL

Un verdadero imán para atrapar y eliminar impurezas en cualquier tipo de piel.

Acción renovadora y purificante. Limpia profundamente el poro. Su efecto antiséptico y regulador mejora las pieles grasas.

Combinado con láser IPL Protheus, actúa contra los primeros síntomas del envejecimiento.

Piel más limpia, clara, tersa, suave y luminosa.

  • ¿Qué es el fotorejuvenecimiento facial con IPL?

    El fotorejuvenecimiento IPL, también conocido como luz pulsada intensa o fotofacial, es un procedimiento cutáneo mínimamente invasivo para tratar los signos del envejecimiento, como las arrugas o las manchas de la edad.

    Necesita muy poco tiempo de recuperación y apenas tiene efectos secundarios, lo que lo convierte en uno de los tratamientos más populares para la piel.

  • ¿Cuándo es necesario un tratamiento IPL?

    Si quieres mejorar el aspecto de tu piel sin someterte a un procedimiento quirúrgico completo.

    Si tienes enrojecimiento, léntigos o manchas marrones o cicatrices de acné.

    Si deseas reducir el tamaño de los poros, las arrugas finas y mejorar la textura de la piel.

  • ¿Cómo realizamos el tratamiento de fotorejuvenecimiento IPL en Madrid?

    Realizamos un diagnóstico previo para confirmar cuál es el tratamiento adecuado a tus necesidades.

    Protegemos los ojos con unas gafas especiales de seguridad, ya que la luz emitida por el dispositivo IPL es bastante potente.

    La piel debe estar limpia, sin maquillaje ni cremas.

    Es imprescindible no haber tomado el sol ni haber utilizado autobronceadores al menos 3-4 semanas antes del tratamiento

    Aplicamos un gel frío sobre la zona a tratar. Este gel tiene una doble función: actúa como transmisor de la energía de la luz y enfría el cabezal.

    Usamos el dispositivo de fotorejuvenecimiento IPL con movimientos lentos por la zona deseada, anulando así la melanina de las zonas pigmentadas y calentando el colágeno para estimular su producción. Esta estimulación de la regeneración del colágeno es idónea para el tratamiento de líneas/arrugas finas, superficiales y estáticas, además de para el tratamiento de poros dilatados y de cicatrices superficiales causadas por el acné.

  • Cuidados posteriores

    Aplicar crema hidratante y regeneradores para reparar la piel.

    Después de cada sesión, evitar la exposición al sol hasta la cicatrización total de la piel. Aplicar factor de protección solar 50 a diario en las zonas tratadas.

    A partir del día siguiente puedes realizar vida normal, siguiendo las indicaciones de reparación de la piel para conseguir el mayor efecto tras la sesión.

  • Contraindicaciones

    • Pacientes con antecedentes de queloides y enfermedades fotosensibles.
    • Pacientes con antecedentes de infecciones cutáneas o herpes simple en la zona que se va a tratar.
    • Haber utilizado otro tipo de métodos para la eliminación del vello en las seis semanas previas.
    • Pacientes alérgicos a medicamentos de hidroquinona u otros agentes blanqueadores.
    • Durante el embarazo.
    • Pacientes que padecen tumores malignos.
    • Pacientes que han tomado isotretinoína en los seis meses previos.