tecnicas de microblading cejas

Técnicas de Microblading: ¿Pelo a pelo o shading?

En el post de esta semana te hablamos de una de las cuestiones que más dudas generan acerca de nuestro protocolo de Microblading en Madrid: qué técnicas trabajamos -pelo a pelo o shading-, y en qué casos recurrimos a una o a otra.

Distintas técnicas para hacer Microblading

Empezaremos aclarando que el Microblading es una técnica de maquillaje semi-permanente, lo que implica que, sea cual sea la técnica escogida, los resultados serán temporales y requerirán de repasos a lo largo del tiempo para mantener sus efectos.

Hay dos técnicas de las que seguro has oído hablar, y si no es así no te preocupes porque te lo contamos ahora: cejas efecto pelo a pelo o cejas con shading. ¿Te suena?

Pelo a pelo

La primera de las técnicas de Microblading y quizá la más conocida sea la del efecto pelo a pelo, con la que, como bien indica su nombre, se dibujan trazos finos que imitan la estructura del pelo. El objetivo de esta técnica es conseguir el mayor realismo posible y que a simple vista no puedas distinguir entre el pelo dibujado y el pelo real. Para poder conseguir este realismo es fundamental conocer a la perfección la fisonomía de las cejas y, en consecuencia, saber cómo dibujar cada pelo, en qué dirección, con qué inclinación, etcétera. También es importante la presión ejercida a la hora de realizar el trazo y, por supuesto, la elección de los colores.

Cuando todos estos factores son los adecuados, el resultado lucirá completamente real, como si fuera tuyo, llegando incluso a parecer que el pelo dibujado tiene volumen -efecto 3D-. Es, sin duda, una de las técnicas preferidas y más demandadas. 

Shading de cejas

Otra técnica que ha ganado fama en los últimos años ha sido la del sombreado o shading, heredada de la micropigmentación de cejas. Cuando hacemos shading no dibujamos pelo a pelo, sino que sombreamos la ceja completa utilizando combinaciones de pigmentos para obtener el tono e intensidad deseados. Con el sombreado, obtenemos unas cejas más compactas, con más relleno. Está técnica es adecuada cuando perseguimos un efecto de ‘ceja maquillada’. 

El shading de cejas es una de las tendencias más importantes de la estética facial, ya que permite conseguir unas cejas pobladas y gruesas, tan de moda hoy en día.

Es frecuente utilizarlo como complemento del microblading, de forma que aprovechamos los beneficios de ambas técnicas, dando lugar a resultados increíbles.

Elección de una técnica o de otra

Aquí viene la pregunta del millón: ¿qué técnicas de microblading debemos elegir?

La elección dependerá de las cejas que tengamos delante, de su estructura, densidad y características. En resumen: de sus necesidades. Pero también, del gusto de su portador/a: para resultados más sutiles, recurriremos al pelo a pelo. Para resultados con un efecto de maquillaje, al shading. La realidad es que en muchísimas ocasiones combinamos las dos técnicas, consiguiendo un resultado bonito, equilibrado y sin perder un ápice de naturalidad.

Expectativa VS realidad

Los deseos del portador/a son fundamentales, por supuesto. De hecho, una parte importantísima del éxito del Microblading radica en el proceso de diseño, en el acuerdo y satisfacción del cliente y del profesional.

Pero igual de importante es, como profesionales, ser realistas, honestos y manejar correctamente las expectativas de nuestros clientes. Nuestra experiencia trabajando Microblading durante años nos hace afirmar, sin ninguna duda, que nunca hay que perder de vista la base de la que partimos cuando abordamos un nuevo trabajo. Un buen profesional debe aconsejarte teniendo en cuenta la situación actual de tus cejas y por qué razón han llegado a ese estado (exceso de depilación, enfermedad, fisonomía/genética, etcétera), y partiendo de esos condicionantes, mostrarte cuáles son las mejoras que puedes conseguir y cuál es la técnica y diseño adecuados para conseguirlas.

Piensa en esas veces que has ido a la peluquería con unas expectativas muy concretas acerca de cómo va a quedarte un peinado o un corte que has visto en una revista de moda y luego la realidad ha sido muy distinta. Un buen peluquero sabrá asesorarte desde el mismo momento en el que le enseñas la publicación de la revista y argumentarte porqué esto sí, porqué esto no, o porqué para conseguir este resultado debemos pasar primero por este proceso (poner unas extensiones si tienes el cabello demasiado corto o poco denso, por ejemplo). Pues con Microblading o cualquier técnica de maquillaje semi-permanente, lo mismo.

Si manejamos correctamente las expectativas, ganamos todos: tú, porque sabes qué es lo que puedes conseguir e inicias un tratamiento plenamente consciente de cuáles pueden ser los resultados esperables; el profesional, porque desempeña su labor de manera honesta y sin engañar a nadie.

Recuerda que es el Microblading el que debe adaptarse a tus cejas y a tu fisonomía, y no al revés. Esta es la única manera de conseguir resultados realistas, naturales y sostenibles en el tiempo.

Si tienes cualquier duda acerca de las técnicas de Microblading, pelo a pelo o shading, o de cualquier otro aspecto, puedes contactarnos en los botones flotantes de WhatsApp presentes en todas las páginas de nuestra web o haciendo clic aquí.

¡Hasta la próxima!

 

Publicar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *