Las fotos del Antes y Después de Micropigmentación o Microblading

En la entrada de esta semana te hablamos de un aspecto muy importante de nuestro trabajo como esteticistas y, en concreto, como micropigmentadoras y técnicos de Microblading: las fotos que realizamos al cliente antes y después de un tratamiento de Micropigmentación o Microblading.

¿Por qué son tan importantes las fotos del Antes y Después de Micropigmentación o Microblading?

A priori puede parecer algo accesorio, pero estas fotos son fundamentales por varias razones:

  • Como tus asesores de belleza, nos ayudan a tener un registro completo y visual de tu caso, algo fundamental en nuestra especialidad. Con este registro podremos analizar la evolución del/los tratamiento/s que te realizamos, y poder así tomar decisiones de mejora con una base sólida.
  • Como paciente, te ayudan a confirmar cómo has ido mejorando sesión tras sesión: suele pasar que, inconscientemente, te acostumbras rápido al nuevo resultado, lo asimilas como tuyo y, en consecuencia, al cabo del tiempo tienes la sensación de que ya no se te nota o de que has vuelto al estado inicial, antes de que te pusieras en nuestras manos. Esto, por un lado, es una buenísima noticia, porque demuestra que los resultados conseguidos son altamente naturales y realistas, pero por otro produce mucha frustración, que desaparece cuando observas las fotos del después y la evolución que has conseguido.
  • Ayudan a otras personas que están en proceso de decisión a ver resultados reales de nuestros tratamientos: cuantos más ejemplos tengamos que contemplen distintos sexos, edad, color de piel y de pelo, dificultad, etc., más personas podrán sentirse identificadas con la foto que tienen delante y hacerse una mejor idea de cuáles son los resultados que pueden esperar del tratamiento.

Antes y después de Microblading

¿Y si no quiero que mis fotos salgan en redes?

Hay casos puntuales de algunos clientes que, por cuestiones de privacidad, prefieren que no publiquemos sus fotos. Es completamente respetable y estás en todo tu derecho a solicitarlo. Cuando esto ocurre, las guardamos en su ficha de cliente y nos sirven para cumplir con el punto 1 y 2 que describíamos anteriormente.

Si por el contrario quieres ayudar a que otras personas tengan casos de referencia pero al mismo tiempo tienes algún tipo de inquietud con la publicación de tus fotos, en nuestro salón o en cualquier otro sitio al que acudas a tratarte, no tengas miedo a decirlo. Pueden mostrarse solo las cejas, o los ojos, o los labios…En definitiva, un encuadre cerrado de la zona que haya recibido el tratamiento, de manera que la identidad de la persona que está detrás pasa completamente desapercibida.

Antes y después de Microblading

Fotos naturales y sin filtros

Otro aspecto que es básico recalcar, aunque no debería ser necesario, es que estas fotos, y cualquier otra que pretenda mostrar el resultado tras un tratamiento estético, deben ser naturales y sin ningún tipo de filtro. Parece una obviedad, pero debido a la proliferación y uso masivo de los denominados “filtros de belleza” en Instagram y otras aplicaciones, no es nada raro encontrarte con marcas, empresas y particulares usuarias de filtros que alteran por completo la imagen y, en consecuencia, el resultado del tratamiento.

Antes y después de Micropigmentación de ojos

El uso de estos filtros para promocionar un tratamiento estético supone una mentira y tergiversación de la realidad. En el caso de las fotos del antes y después tras Micropigmentación o Microblading, donde la definición y limpieza del diseño es fundamental a la hora de valorar la destreza del profesional y tomar una decisión, recurrir a este tipo de filtros supone una práctica muy grave.

Esperamos que, tras la lectura de este post, veas con otros ojos la toma de imágenes del antes y del después.

¡Hasta la próxima!

Publicar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *