Fotodepilacion IPL con Procyon

Fotodepilación IPL con Procyon: El camino hacia una piel suave y sin vello

La fotodepilación IPL con Procyon una técnica revolucionaria que ha cambiado la forma en que las personas se deshacen del vello no deseado de manera definitiva. A lo largo de los años, se ha convertido en una de las opciones más populares para quienes buscan una solución duradera y eficaz para la eliminación del vello.

En este artículo, analizaremos en qué consiste la Fotodepilación IPL con Procyon, cuántas sesiones se necesitan, por qué es el mejor momento para empezar el tratamiento, las contraindicaciones y los cuidados necesarios antes y después del procedimiento.

Qué es la Fotodepilación IPL con Procyon

La fotodepilación está destinada a la eliminación del vello. Este fenómeno se consigue con la termólisis selectiva: la luz es transformada en calor y ésta destruye las células germinativas del folículo piloso, impidiendo que el vello vuelva a crecer.

La fotodepilación IPL con Procyon cuenta con 2 metodologías:

  • Fotodepilación en pulso: Este método utiliza una luz intensa que emite múltiples longitudes de onda en un solo pulso de luz. Se recomienda para zonas más pequeñas, donde el vello es más resistente.
  • Fotodepilación en ráfaga: Este método utiliza una técnica de barrido, lo que significa que emite una serie de pulsos suaves y constantes que se desplazan rápidamente sobre tu piel. Suele emplearse en las zonas más grandes y bronceadas.

Cuántas sesiones se necesitan para acabar definitivamente con el vello

El número de sesiones necesarias en la Fotodepilación IPL con Procyon puede variar según varios factores, incluyendo el tipo de vello, el área a tratar y las características individuales de cada persona. En general, se requieren varias sesiones para lograr resultados permanentes, ya que el vello crece en diferentes fases y solo es vulnerable durante la fase de crecimiento activo, conocida como la fase anágena.

Para lograr resultados óptimos, se recomienda un promedio de 6 a 8 sesiones, programadas con un intervalo de aproximadamente 4 a 6 semanas entre cada una. En cada sesión se eliminará una parte del vello, lo que reducirá gradualmente la cantidad en la zona tratada. Es importante ser constante con las sesiones programadas para asegurarse de que se aborden todos los folículos en la fase anágena y se eliminen por completo.

El mejor momento para empezar la Fotodepilación IPL con Procyon

El otoño y el invierno son las estaciones ideales para comenzar el tratamiento de fotodepilación. Durante estos meses, la exposición al sol es menor, lo que minimiza el riesgo de hiperpigmentación y quemaduras en la piel después del tratamiento. Además, dado que se requieren varias sesiones para lograr resultados óptimos, comenzar en otoño o invierno permitirá que estés listo para el verano con una piel suave y sin vello.

Además, la fotodepilación IPL con Procyon ofrece la ventaja de ser un procedimiento rápido y eficiente. A diferencia de otros métodos de depilación, no es necesario esperar a que el vello crezca antes de cada sesión, lo que significa que puedes mantener una piel suave y sin vello en todo momento.

Contraindicaciones

A pesar de ser un procedimiento seguro y efectivo, la fotodepilación no es adecuada para todos. Hay ciertas contraindicaciones que deben tenerse en cuenta antes de someterse al tratamiento. Algunas de las contraindicaciones más comunes incluyen:

  • Embarazo: Se recomienda evitar la fotodepilación durante el embarazo, ya que los efectos del láser en el feto no están completamente comprendidos.
  • Fototipos de piel muy oscuros: Aunque la fotodepilación con Procyon es efectiva en una amplia variedad de tipos de piel, puede no ser tan eficaz en fototipos de piel muy oscuros, ya que la melanina de la piel puede absorber parte de la energía del láser.
  • Uso de medicamentos fotosensibilizantes: Algunos medicamentos pueden aumentar la sensibilidad de la piel a la luz, lo que puede aumentar el riesgo de efectos secundarios.
  • Infecciones activas en el área a tratar: Si tienes una infección activa en el área que deseas depilar, es importante tratarla antes de someterte a la fotodepilación.

Es fundamental que te sometas a una consulta con un profesional de la salud o un especialista en fotodepilación para determinar si eres un candidato adecuado para el tratamiento y discutir cualquier preocupación o contraindicación que puedas tener.

Cuidados previos y posteriores

Antes de someterte a una sesión de fotodepilación IPL con Procyon, es importante seguir algunos cuidados previos para asegurarte de que el procedimiento sea efectivo y seguro. Estos cuidados pueden incluir evitar la exposición al sol y a bronceadores, no usar cremas con retinol en la zona a tratar y rasurar el vello en el área antes de la sesión.

Después de cada sesión, es esencial cuidar la piel para minimizar cualquier malestar o efectos secundarios. Se recomienda evitar la exposición al sol durante al menos dos semanas después de la sesión y utilizar protector solar si es necesario. También es común experimentar enrojecimiento e hinchazón temporal, que generalmente desaparecen en unos días. Mantener la piel hidratada y evitar la depilación con métodos que arranquen el vello, como la cera, es fundamental para permitir que el láser haga su trabajo.

Ofertas en Fotodepilación IPL con Procyon

En Estética de la Mirada trabajamos la Fotodepilación con Procyon en zonas:

  • Zona S: Axilas, Perianal, Ingles brasileñas y Manos.
  • Zona M: Hombros, Brazos, Abdomen y Pubis Completo.
  • Zona L: Glúteos, Pecho y ½ Piernas
  • Zona XL: Piernas Completas, Tórax y Espalda.

Las distintas zonas pueden trabajarse con sesiones sueltas o con bonos de 5 sesiones. Todos los bonos tienen aplicado un 10% de descuento y, si coges bono de 2 zonas diferentes, un descuento del 30%.

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *