maquillaje permanente de pecas

¿En qué consiste el Freckling?

Freckling. Es posible que sea la primera vez que escuchas este palabro o que, por el contrario, seas toda una eminencia en el tema, ya que es una tendencia en auge en los últimos años. 

Si perteneces al primer grupo, sigue leyendo. Y si eres de los segundos también, porque a lo mejor descubres algo que desconocías y que sea de tu interés. 

En la entrada de esta semana te contamos en qué consiste el Freckling y por qué se ha puesto tan de moda. 


¿En qué consiste?

El freckling (del inglés freckle, peca), es una técnica de micropigmentación de pecas. 

El objetivo que se persigue con un tratamiento de freckling es simular este tipo de marcas tan características recurriendo al maquillaje semipermanente. Suele realizarse en el rostro, aunque también puede aplicarse en otras zonas del cuerpo. 

¿Freckling = tatuaje?

No. No olvidemos que la micropigmentación se enmarca dentro del ámbito del maquillaje semipermanente, técnica más superficial que el tatuaje y sujeta a la regeneración celular de la capa de la piel en la que se realiza, lo que implica que, con el paso del tiempo, tenderá a desaparecer. 

¿Por qué se ha puesto de moda?

Si preguntas a dos personas diferentes qué opinan de sus pecas, es bastante posible que las respuestas que te den sean opuestas: hay personas poseedoras de pecas naturales que optan por camuflarlas con maquillaje, por fotoprotegerse a conciencia para evitar su aparición o multiplicación o incluso por tratarlas dermatológicamente para eliminarlas. 

Sin embargo, otras lo consideran un rasgo sexy, elegante, para lucir y del que presumir. Y si, además, quien lo hace es una celebridad y un referente internacional de belleza y estilo, ya tenemos tendencia asegurada: Meghan Markle, duquesa de Sussex, ha hecho siempre alarde de sus pecas naturales y trata de sacarles todo el partido posible, incluso cuando va maquillada. 

Con Meghan, allá por 2018, las pecas se pusieron de moda. Y resulta que, gracias a la micropigmentación, es posible tenerlas en 60 minutos. De ahí, el auge que ha experimentado el freckling en los últimos años. 

Cómo es el proceso de freckling

Antes de iniciar un tratamiento, es necesaria una valoración previa para confirmar su viabilidad, acordar un diseño, decidir el color idóneo, explicar cómo es el proceso de trabajo, fases, expectativas y demás detalles. 

También es recomendable realizar una prueba de alergia: aunque los salones profesionales utilizan pigmentos homologados, hipoalergénicos y, por tanto, seguros, no está de más confirmar que son compatibles con tu piel. 

Tras finalizar la primera sesión de tratamiento, el profesional te dará una serie de recomendaciones para el correcto cuidado y cicatrización de la micropigmentación, y te citará para realizar un retoque. 

Durante los primeros días tras la sesión, es muy posible que te lleves las manos a la cabeza y que pienses que has cometido un gran error. Que no cunda el pánico, la artificialidad e intensidad de esos puntos negros que amenazan con quedarse ahí para siempre acabará disminuyendo y volviéndose completamente natural al cabo de unos pocos días. Es más, pasado este periodo no serás capaz de distinguir las pecas naturales de las micropigmentadas (siempre y cuando el trabajo esté bien hecho, por manos profesionales, ¡claro!)

¿Cuánto durará mi freckling?

Al tratarse de una micropigmentación, el sistema inmune y la propia regeneración de la piel harán que, poco a poco, el pigmento vaya desapareciendo.

También influirán en su durabilidad otros factores como tu tipo de piel, el cuidado que hagas los días posteriores al tratamiento y tu estilo de vida (como por ejemplo, tu rutina cosmética o la exposición solar que recibas). 

En líneas generales, la duración media de una micropigmentación de pecas o freckling suele ser de 8 a 12 meses tras el retoque, aunque es posible que, por todo lo indicado anteriormente, tengas que retocar antes o que, por el contrario, te dure algo más de 1 año. 

Cosas a tener en cuenta y cuidados posteriores

No es recomendable iniciar un tratamiento de freckling si sufres de algún tipo de alteración en la zona a micropigmentar, como herpes, hematomas, verrugas, quemaduras o cualquier afección cutánea como psoriasis o dermatitis. 

Tampoco se aconseja realizarlo durante el embarazo, y debe hacerse bajo supervisión médica si existe cualquier tipo de enfermedad o patología crónica. 

El técnico especialista te dará una serie de pautas a seguir antes del tratamiento, como por ejemplo que no tomes sustancias excitantes, anticoagulantes y vasodilatadoras puesto que, aparte de impedir la correcta fijación del pigmento, pueden favorecer el sangrado (que a su vez entorpecerá la adecuada fijación del color). 

También te indicará cuales son los cuidados posteriores para una correcta higiene y cicatrización de tus pecas. 

¿Qué dicen los dermatólogos acerca del freckling?

La demanda principal de los dermatólogos en lo referente a la micropigmentación de pecas o freckling se basa en la importancia de utilizar pigmentos de calidad, regulados y, por tanto, seguros para la piel y la salud en general. 

Otra recomendación que hacen es la de no recurrir a la micropigmentación para potenciar lunares o pecas naturales ya presentes, puesto que el efecto de la tinta sobre ellos podría dificultar su correcta valoración o la apreciación de posibles cambios, en caso de que se produjeran.

Una vez más, es fundamental que esta técnica sea realizada por un técnico especialista, en condiciones higiénico-sanitarias adecuadas y con una valoración previa. 

Freckling en Estética de la Mirada

Si quieres realizar un tratamiento de Freckling en Madrid, puedes concertar una cita de valoración y prueba de alergia en nuestro Salón. 

Nuestro protocolo de trabajo incluye la cita inicial de valoración y dos sesiones de tratamiento, con un precio de 150€. 

Puedes solicitar más información en cualquiera de nuestros canales de Contacto.

¡Estaremos encantados de atenderte!

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.