Diferencias entre alisado y laminado de cejas (y qué es lo mejor para mí)

Si eres un@ pro y estás al tanto de todas las tendencias, es posible que lo que te vamos a contar ya te lo sepas, pero si al escuchar hablar de “alisado” y “laminado” de cejas pones cara rara…Sigue leyendo.

Te contamos las principales diferencias entre alisado y laminado de cejas, en qué consiste cada uno y te damos unas claves para que sepas qué técnica es la que más se ajusta a tus gustos.

El diseño de cejas SÍ es para ti

A veces pensamos que las cejas con las que nacemos son con las que tenemos que vivir, y no vemos más alternativas. Esta creencia deriva o bien de no prestarlas demasiada atención o por darlas por imposibles.

La realidad es que, si bien el punto de partida es importante -mucho- y puede facilitarnos o dificultarnos la vida, no tiene porqué ser determinante si lo que queremos es mejorar el aspecto de nuestra mirada.

Para eso existe el diseño de cejas: es un sistema de trabajo que actúa sobre tus cejas naturales como punto de partida, con el objetivo de sacarles el mejor partido, de manera 100% personalizada. Para ello, se usarán distintas herramientas, procedimientos y técnicas que ayudarán a conseguir, poco a poco, el efecto y resultado deseados.

Alisado de cejas: qué es y para quién está indicado

Técnica de alisado de cejas

El alisado de cejas, también conocido como planchado, consiste, como bien indica su nombre, en alisar el pelo de las cejas para luego fijarlo con la forma deseada. Este efecto se mantendrá de 4 a 6 semanas, aproximadamente, dependiendo de la dureza, grosor y calidad del pelo. Irá desvaneciéndose según avance el ciclo de renovación del mismo.

El procedimiento

El proceso dura unos 30 minutos, aunque puede alargarse hasta los 45-50 minutos si finalizas dando forma y color a las cejas.

Tras limpiar la piel y el pelo de la zona, se peinan las cejas siguiendo la dirección de su crecimiento natural, para desenredarlas y prepararlas para el tratamiento. En EDLM añadimos un primer paso, que consiste en realizar una depilación muy ligera del pelo circundante a las cejas (lo que se conoce como ‘limpiar las cejas’).

A continuación, se aplica el producto alisador y se deja que actúe durante 15 minutos. Para acelerar el proceso se pueden cubrir las cejas con un film y producir así un efecto oclusivo, aunque en nuestro Salón preferimos no cubrirlas y controlar el alisado durante todo su proceso.

Se retira el producto de alisado y pasamos a aplicar el neutralizante, que dejaremos otros 15 minutos. Una vez cumplido el tiempo, retiramos y…voilá, cejas alisadas y perfectamente ordenadas.

Este proceso es similar al que realizamos en el Lifting de pestañas.

Para que el resultado del alisado sea perfecto, se finaliza con un buen diseño de cejas: moldeado, recortado y, si quieres, añadimos tinte o henna de cejas para potenciar y unificar la mirada.

¿Para quién está indicado?

El alisado está indicado sobre todo para cejas rebeldes, desordenadas, con remolinos, con canas, para pequeñas zonas con menos densidad de vello o simplemente si quieres un efecto de peinado semipermanente. También es ideal para personas con vello muy claro, ya que los productos que se utilizan aportan textura e intensidad a la zona. 

¿Necesita mantenimiento?

La recomendación es que, tras el alisado, no mojes las cejas al menos durante 24 horas, para permitir que el proceso se complete al 100% y que el resultado sea lo más permanente posible.

Pasado ese tiempo, puedes hacer vida perfectamente normal: puedes maquillar tus cejas y fijarlas, aún más, con ayuda de un gel específico. Aunque quizá si te gusta el efecto de fijado, te interese el laminado…

Laminado de cejas: qué es y para quién está indicado

Técnica de laminado de cejas

El laminado de cejas, brow lamination, brow lifting o brow sculpt es otra técnica de diseño de cejas.

La filosofía y el procedimiento es el mismo que el del alisado, con la diferencia de que en el laminado el pelo se peina hacia arriba para que, una vez completado el proceso, quede fijado en esa dirección.

El acabado es mucho más desenfadado y la sensación de volumen y grosor es mayor. Parecerá que llevas gel fijador incorporado.

¿Para quién está indicado?

El laminado de cejas o brow lamination es perfecto si quieres conseguir un resultado ordenado con un toque súper fresco y que, sin duda, no pasará desapercibido (pero en el buen sentido 😉).

¿Necesita mantenimiento?

Las recomendaciones son las mismas que para el alisado, con la diferencia de que con el laminado dejarás guardado el gel fijador en el cajón.

¿Cada cuánto puedo repetir estos procedimientos?

Nuestra recomendación es que dejes al menos 2 meses entre alisados/laminados, para no abusar del procedimiento químico y permitir a tu pelo que se renueve sin interferencias.

Y, por supuesto, que no lo hagas en casa, ponte siempre en manos de profesionales. Son procedimientos que a priori parecen sencillos pero que requieren de experiencia tanto en la manipulación de los productos como en el diseño de las cejas. Además, los productos que utilizamos en los salones especializados son de calidad y formulados específicamente para ser aplicados en las cejas.

¿Sustituyen estas 2 técnicas al Microblading?

Cada vez van ganando más adept@s y son técnicas muy válidas para cejas pobladas y equilibradas, pero no sustituyen al Microblading en casos en los que la ausencia de pelo o de densidad sea notoria. Tampoco en casos de alopecias en los que las calvas son abundantes o ocupen una parte importante de las cejas.

El alisado y el laminado de cejas, cada uno a su estilo, aportan un aspecto arreglado e incluso pueden dar la sensación de que tenemos cejas más grandes y densas, pero en ningún caso serán capaces de rediseñarlas si la densidad es pequeña o no está equilibrada.

 

Esperamos haberte aclarado las principales diferencias entre alisado y laminado de cejas, pero en caso de que te quede alguna duda o necesites asesoramiento, estamos a tu disposición en nuestros canales de Contacto.

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.