conseguir-labios-perfectos

Cómo conseguir unos labios perfectos

En el post de esta semana te hablamos de otros grandes protagonistas en la configuración y belleza del rostro: los labios.

Te contamos cuáles son los tratamientos estéticos y los cuidados necesarios que no puedes dejar pasar para conseguir unos labios perfectos. 

Envejecimiento de los labios

Con el paso de los años, se producen cambios en la configuración facial: pérdida y reabsorción de los huesos, disminución de la grasa y de otros componentes naturalmente presentes y distensión de los ligamentos.

Estos cambios afectan al rostro en su totalidad, ya que ese ‘soporte’ firme y tonificado que teníamos durante la juventud deja de serlo -o lo es un poco menos, para no deprimirnos- y todo lo que sustenta se ve afectado por esta pérdida. Incluidos, los labios.

Los labios pierden volumen, se afinan y se alargan. Se pierde definición en el arco de cupido.

Al disminuir la elasticidad de los tejidos y hacerse más finos, aparecen las arrugas (el llamado código de barras)

Por si no teníamos suficiente 😅, con la pérdida del hueso, las mejillas caen, acentuando los surcos nasogenianos, y marcándose más las arrugas de expresión, también conocidas como de mímica o marioneta. Las comisuras caen hacia abajo. En resumen: la zona que rodea a los labios también envejece.

Además, tu estilo de vida influirá en un mayor o menor envejecimiento general pero también del rostro y de los labios: los fumadores tienen más arrugas verticales en los labios, no solo por la acción del tabaco en la piel sino también por el gesto que se realiza con la boca al fumar, que hace que el músculo orbicular de los labios trabaje constantemente.

¿Cómo combatir el envejecimiento de los labios?

Hay una serie de cuidados básicos que puedes implementar en tu día a día y que te ayudarán a conseguir unos labios perfectos, hidratados, protegidos y sanos.

Pero dependiendo de cuál sea tu caso, tus necesidades y tus objetivos, es posible que tengas que recurrir a tratamientos médico-estéticos o a procedimientos quirúrgicos para conseguir el resultado deseado.

A continuación, te contamos algunos de los procedimientos más usados y exitosos para conseguir unos labios perfectos.

Cuidados en casa

  • Si el ambiente es seco, notarás que tus labios también lo están. Puedes usar un bálsamo hidratante, algunos incluyen ingredientes como el Pantenol, que mejora la hidratación, reduce la pérdida de agua transepidérmica y mantiene la piel elástica y suave. También los hay con Ácido Hialurónico o con ingredientes calmantes y restauradores de la función barrera en caso de que además de secos los tengas irritados.
  • Protege tus labios de la radiación solar con un buen Factor de Protección Solar (FPS) específico para esta zona tan delicada. Existe un amplio abanico de sticks y protectores labiales que evitarán que te quemes y que salgan manchitas. Escoge un factor alto (50). Si ya eres usuario sabrás que saben fatal y es inevitable que no acabes ‘saboreándolos’, pero ya hay disponibles algunos que están mejorando mucho esta desventaja.
  • No los chupes: el rechupeteo continuo de los labios los reseca y puede llegar a irritarlos.

Cuidados profesionales para conseguir unos labios perfectos

Ácido Hialurónico

Sin duda, uno de los tratamientos preferidos, al tratarse de una sustancia biocompatible -está naturalmente presente en nuestro organismo, lo que minimiza el riesgo de reacciones de nuestro sistema inmune-.

El Ácido Hialurónico se utiliza para mejorar la estructura y apariencia de los labios: aumento de volumen y corrección de asimetrías, disminución de la sonrisa gingival, perfilado, hidratación, elevación de comisuras, eliminación del código de barras y rejuvenecimiento del área peribucal.

Hay muchísimas marcas y tipos de Ácido Hialurónico, y dependiendo de la zona a tratar se utilizará uno u otro. La ciencia está avanzando a pasos de gigante y existen formulaciones que se adaptan al movimiento y a los gestos, para conseguir que el relleno se adapte al 100% y el resultado final sea lo más natural posible.

Micropigmentación de labios

La Micropigmentación de labios es una técnica con la que se dibuja el contorno de los labios y se le da color a la mucosa, creando un efecto de maquillaje permanente.

Se recurre a ella para corregir pequeñas asimetrías, disimular imperfecciones y cicatrices, crear un efecto de mayor volumen o simplemente para maquillar los labios de forma semi-permanente, haciéndolos más bellos, rejuvenecidos y llamativos.

La combinación de Ácido Hialurónico + Micropigmentación de labios es un tándem de tratamientos ideal para conseguir unos labios perfectos. Se recomienda realizar primero el relleno con Ácido Hialurónico y unos meses después, la Micropigmentación.

Lifting labial o Lip Fit

Se trata de una cirugía menor para levantar el labio superior. Para ello, se realiza una pequeña incisión en los surcos de la nariz y se extirpa toda la piel sobrante, produciéndose un lifting -estiramiento- de la piel y, por consiguiente, un elevamiento del labio.

Es adecuado para pacientes jóvenes o maduros con un labio muy fino o muy largo o para corregir el aspecto de unos labios que han recibido demasiadas o inadecuadas infiltraciones de Ácido Hialurónico y que han acabado con el llamado ‘efecto de boca de pato’. Este efecto se produce por un exceso de relleno en el perfil del labio, que hace que se proyecte hacia fuera VS un defecto de relleno en la zona de la mucosa roja, que se esconde y cae.

Lipofilling

En esta técnica se utiliza la grasa propia para rellenar y dar volumen. Se combina con otras intervenciones como la rinoplastia o la blefaroplastia. También puede utilizarse para dar mejorar el aspecto de las ojeras o dar volumen a los labios. Hay un porcentaje pequeño de la grasa que finalmente se degrada pero el resto es permanente.

Es una técnica quirúrgica complicada, que requiere de un análisis, diagnóstico y planificación muy preciso.

Si estás valorando realizarte alguna de estas técnicas para conseguir unos labios perfectos, es imprescindible que te pongas en manos profesionales y cualificadas. Aunque en la mayor parte de los casos se trata de procedimientos ambulatorios y con un post-tratamiento sencillo, un buen profesional sabrá asesorarte en cuál es la técnica más adecuada para ti, la realizará siguiendo los estándares de calidad, seguridad e higiene necesarios y sabrá ayudarte si hay algún efecto secundario no deseado.

Hasta aquí, la entrada de esta semana.

¡Hasta la próxima!

Publicar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *