Cejas con henna

Sabes que quieres mejorar el aspecto de tus cejas, pero no estás decidido o no quieres recurrir al Microblading…🤔

No te preocupes, hay alternativas. En la entrada de esta semana te contamos cómo mejorar el aspecto de tus cejas con henna.

¿Qué es la henna?

La alheña o arjeña, conocida popularmente como henna, es un tinte vegetal en polvo, de color marrón rojizo. Se obtiene machacando las hojas y peciolos de la planta Lawsonia Inermis.

¿Para qué se usa?

Aunque la henna está de moda en la actualidad en muchísimos salones de belleza, su uso es milenario: dicen que se remonta ni más ni menos que a la Edad de Bronce, que si revisamos en los libros de Historia de nuestra época escolar, o miramos en la Wikipedia -cada uno que escoja su método preferido 😉 – es el periodo que abarca entre el 3.300 y el 1.200 a. C.

Ha sido usada tradicionalmente en Oriente Medio y en África con fines ornamentales, para teñir el cabello o hacer dibujos en la piel, como si se tratara de un tatuaje, pero con una duración temporal. También se cultivó en el Reino de Granada, hasta que los Reyes Católicos prohibieron su uso por motivos religiosos.

En la actualidad, muchos países siguen recurriendo a la henna como elemento decorativo en celebraciones de todo tipo.

Cejas con henna

Como decíamos al inicio, la henna se ha puesto de moda como alternativa al tinte en el proceso de diseño de cejas. ¿Por qué? Fundamentalmente, por dos razones:

  • La duración de sus efectos es superior a la del tinte: el tinte permanece aproximadamente unas 2 semanas en la piel, la henna puede llegar a duplicar este periodo y alcanzar las 4 semanas. Como en cualquier tratamiento en el que aplicamos pigmento, el estado y tipo de piel y la rutina cosmética y de higiene facial que sigamos pueden impactar en la duración de los efectos y reducir la permanencia.
  • Además de teñir el pelo, la henna también tinta sutilmente la piel. De esta manera, conseguimos un efecto similar al Shading en Microblading: creamos un fondo sombreado que potencia la intensidad del color y actúa como base unificadora.

Entonces, ¿henna o tinte?

Si enlazamos con lo comentado en el apartado anterior, el uso de la henna será apropiado para aquellas personas que busquen un efecto compacto en las cejas, como de maquillaje.

El uso de tinte estará indicado si quieres teñir sutilmente el pelo -muy recomendable para teñir canas- pero no la piel.

En cualquier caso, y si hablamos de intensidad, con cualquiera de los dos sistemas, tinte y henna, siempre podemos jugar con el tiempo de exposición para conseguir la intensidad deseada: a mayor tiempo, más intensidad de color.

Ojo con la henna negra

Quizá hayas oído a dermatólogos y alergólogos advirtiendo de los peligros de la henna de color negro. El uso de este tipo de henna suele ser habitual en mercadillos, playas o eventos al aire libre para realizar tatuajes temporales en la piel.

Al inicio del post os decíamos que la henna natural tiene un color marrón rojizo. Para conseguir que la henna sea negra, se le añaden colorantes como la parafenilendiamina o PPD, cuyo uso directo sobre la piel está prohibido y puede provocar efectos secundarios como picor, enrojecimiento, cicatrices, sensibilización permanente, etc.

La AEMPS (Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios) advierte de los riesgos relacionados con los tatuajes de henna negra y realiza una serie de recomendaciones generales para concienciar a la ciudadanía de sus efectos (puedes consultarlas aquí).

Por eso la importancia, una vez más, de ponerse en manos profesionales, que usen productos seguros y adecuados para su aplicación en piel, cejas y pestañas.

 

Hasta aquí, la entrada de esta semana. Si tienes cualquier consulta sobre las cejas con henna o cualquier otro asunto relacionado, estaremos encantados de atenderte en cualquiera de nuestros canales de Contacto.

Post a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *