Novias que no quieren complicarse

5 tratamientos de belleza para novias que no quieren complicarse

Arrancamos mayo y con él, la temporada de bodas. En este periodo, como podrás comprobar, la oferta de tratamientos de belleza para novias es infinita…

Tratamientos faciales y corporales orientados a la reafirmación, reducción de peso y de celulitis, tratamientos dentales para lucir sonrisas perfectas, tratamientos capilares, médico-estéticos o incluso cirugías y liposucciones: la oferta, como decimos, es interminable y la presión que se ejerce -sobre todo- en la novia puede llegar a ser apabullante. 

Todas las novias quieren lucir guapas y radiantes el día de su boda, claro que sí. Algunas lo quieren todo, y además pueden permitírselo. Pero muchas otras novias no buscan un cambio radical ni grandes ‘aspavientos’.

Tan solo quieren resaltar su belleza natural y sentirse especialmente bellas ese día. Que el maquillaje y peinado escogido luzca bonito, y acentúe aún más la felicidad del momento. Con sus arrugas, sus kilos de más o luciendo en la foto unos dientes que no son perfectos. 

Bride to be, de la misma manera. 

Si asentías con la cabeza a medida que ibas leyendo, la entrada de esta semana es para ti: te hablamos de 5 tratamientos de belleza para novias que no quieren complicarse y que te harán brillar ese día. 

1. Facial:

Antes de nada, es importante recordar que todo buen tratamiento será pautado tras un correcto diagnóstico de la piel y sus necesidades. Y que el punto de partida es fundamental: si tienes acné o cualquier otra patología, lo primero que tendrás que hacer es tratarlo correctamente, de la mano de un dermatólogo. 

En una piel sana, nuestra recomendación para un tratamiento de novia se centraría en trabajar la luminosidad y/o la reafirmación, dependiendo de la necesidad. 

  • Luminosidad: recomendamos un protocolo de Fotorejuvenecimiento, combinado con activos hidratantes y antioxidantes para lucir una piel jugosa, luminosa y uniforme. 
  • Reafirmación: nuestra apuesta es la combinación de activos tensores y radiofrecuencia, con la que conseguirás resultados visibles desde la primera sesión. La radiofrecuencia estimula la formación de colágeno nuevo -que actúa como soporte de las fibras de la dermis, y les aporta resistencia, consistencia y flexibilidad-, obteniendo una piel más elástica, tersa y firme, la disminución de las arrugas y líneas de expresión, la mejora de la circulación sanguínea y linfática.

Si quieres saber más acerca de sus beneficios, te lo contamos aquí: Radiofrecuencia facial: qué es y cuáles son sus principales beneficios.

El tratamiento en cabina debe acompañarse con una buena rutina en casa, con activos como el retinol o el DMAE. 

2. Corporal: 

  • Si también te apetece darle un mimo al cuerpo, puedes recurrir a protocolos que trabajen la eliminación de grasas, la mejora de celulitis, la reafirmación y /o la retención de líquidos, ya sea de manera manual (maderoterapia o drenaje linfático, por ejemplo) o con aparatología: aquí las opciones son múltiples, dependiendo de tus objetivos. Hay protocolos que combinan distintas técnicas como la radiofrecuencia, los ultrasonidos, la luz LED o la vacumpterapia.

Hay que ser realistas: aunque con muchos de estos tratamientos apreciarás resultados en pocas sesiones y también influye muchísimo el punto de partida, es posible que necesites un mínimo de 10 para observar una mejora importante. Pero retomemos el espíritu con el que está escrito este post: tu objetivo es darte un mimo, no buscas un cambio radical. Habla con tu profesional de confianza y cuéntale abiertamente cuál es tu punto de vista, para que te ayude a seleccionar el tratamiento adecuado a tus expectativas. 

Otra opción muy decente, y que no suele aparecer en la oferta habitual de tratamientos de belleza para novias, es realizar un buen masaje relajante unos días antes de la boda, para relajar cuerpo y mente y prepararte para disfrutar al 100% del gran día. Seguro que tu pareja se apunta a este plan 😉

3. Cejas

Aquí el tiempo con el que cuentes -y, de nuevo, la base con la que partas- es esencial.

  • Si tienes unas cejas bien pobladas, con una estructura uniforme, sin zonas con calvitas o con menos densidad, eres una afortunada: te recomendamos realizar un diseño de cejas unos 4 días antes de la boda, para que la henna/tinte de cejas se asiente y el color esté a punto. 
  • Si también quieres realizarte un laminado de cejas – tratamiento semipermanente que consigue un efecto de ceja peinada hacia arriba, alisando el pelo más rebelde y fijando la forma deseada- y es la primera vez, te recomendamos que lo realices unos 7 días antes, para minimizar cualquier posible imprevisto. 
  • Si por el contrario, tienes cejas poco pobladas o con zonas desiguales, tienes 2 alternativas: o recurrir de nuevo al diseño de cejas, empezando con el primero unos 6 meses antes de la boda, o si no quieres esperar o no dispones de tanto tiempo, puedes optar por Microblading, idealmente, con 1 mes y medio de antelación, para que puedas realizarte sesión y repaso con los plazos prudentes de subida y bajada de color. 

Y si tienes poco tiempo pero no quieres Microblading, también hay una opción para ti: puedes pedirle a tu brow artist de confianza que te prepare las cejas lo mejor posible para que se vean arregladas y ‘en su sitio’ y solo necesites maquillarlas ligeramente el día de la boda. 

Sea cual sea la opción que elijas, no subestimes la importancia de las cejas. Son un factor determinante en la expresividad del rostro y merece la pena dedicarles atención.

4. Pestañas:

Las necesidades y expectativas que tengas son las que van a definir qué tipo de tratamiento de pestañas es el más adecuado para el gran día.

  • Si tienes pestañas muy cortas y/o lo que buscas es aumentar considerablemente su longitud y grosor, no hay duda: las extensiones de pestañas serán tus mejores aliadas. Puedes ponértelas en un salón especializado, aunque es frecuente que te las aplique el profesional con el que hayas contratado tu maquillaje de novia. Consúltalo antes para salir de dudas, y pruébate distintos estilos y diseños, para encontrar con el que te sientas más cómoda.
  • En cambio, si tienes pestañas con una longitud media o larga y/o lo que buscas es un efecto natural, compatible con máscara de pestañas y que no requiera de ningún mantenimiento, te encantará el lifting de pestañas. Lo habitual es realizarlo unos días antes de la boda -ten en cuenta que tendrás que mantener las pestañas sin mojar ni maquillar durante un mínimo de 24 horas después del tratamiento- en un salón especializado.

Si quieres conocer más detalle acerca de estos dos tratamientos, sus principales diferencias, pros y contras, para tomar una decisión más informada, puedes consultar este post: ¿Lifting de pestañas o extensiones?

Además, puedes maximizar el efecto de estos 2 tratamientos de belleza para novias si utilizas un sérum para las pestañas. Los tienes de 2 tipos: los hidratantes y nutritivos, con un efecto puramente cosmético, y los que favorecen el crecimiento de las pestañas (estos últimos contienen análogos de las prostaglandinas y pueden producir efectos secundarios adversos. Para más información, lee este post: ¿Cómo funciona un sérum crecepestañas?).

Dependiendo de los componentes que lleve el sérum, para notar resultados deberás de empezar a aplicarlos con una antelación media de unas 10 semanas.

5. Manipedi: 

Dicen que los ojos son el espejo del alma, pero las manos…Ay, ¡qué importantes son las manos!

  • Sin duda, una buena manicura no puede faltar en el día de tu boda.

Una vez más, el punto de partida y las expectativas son fundamentales: si quieres uñas extralargas y tu base es cortita, deberás contar con el tiempo suficiente para que la uña alcance la longitud necesaria.

Ten en cuenta además qué tipo de diseño estás buscando -ovaladas, almendradas, stiletto…- y cómo son tus uñas naturales, ya que, a pesar de la longitud, quizá no sea posible conseguir la forma deseada con una manicura clásica y tengas que recurrir a uñas postizas, ya sean de gel, acrílicas, de porcelana, etcétera.

Si tienes uñas quebradizas o muy resecas y estás pensando en recurrir a un esmalte permanente o semipermanente y no retirarlo en varias semanas, algunos salones profesionales disponen de un tratamiento llamado IBX System, destinado a reparar uñas dañadas y que permite que la uña se esmalte a continuación.

  • La pedicura también es importante, ya no solo por estética -es posible que ese día lleves zapato cerrado y no puedas lucirla- sino también por salud y comodidad de tus pies para un día en el que es básico que te encuentres confortable con el calzado que hayas escogido.

Puedes optar por una visita al podólogo como otro tratamiento de belleza para novias, especialmente si tienes alguna dureza o tus pies requieren de una atención más especializada. Parece algo secundario, pero te aseguramos que se trata de un elemento esencial para que puedas disfrutar al 100% de todas las horas que te esperan de pie durante ese día.

Como ves, hay alternativas más asequibles y sencillas de realizar, que no suponen un cambio radical y te ayudarán a estar radiante en un día que, de por sí, va a ser especial.

Aún así, pensamos que tanto si quieres apostar por todo y hacer el combo completo, como si solo quieres hacerte algunas de las técnicas comentadas a lo largo del artículo, lo importante es disfrutar de ese día y vivir cada momento con tu pareja y personas más cercanas.

Ponte en contacto con nosotros, y te asesoraremos en todo lo que necesites.

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.